Otro

Repollo con crema


1. Hervir agua, aceite y sal en polvo en una cacerola hasta que hierva.

2. Retirar la cacerola del fuego, verter la harina tamizada de una vez y volver a ponerla al fuego.

3. Mezclar vigorosamente hasta que la composición se vuelva homogénea.

4. Retirar la sartén del fuego y dejar enfriar.

5. Cuando la composición esté completamente fría, agregue un huevo a la vez. ¡Cuidadoso! ¡A la vez! ¡Uno a uno! y mezclar bien hasta que el huevo se incorpore a la composición.

6. Haz lo mismo con el resto de huevos.

7. Vierta la composición en un pos y haga las formas deseadas en una bandeja de papel para hornear.

8. Hornee a fuego medio hasta que esté ligeramente dorado, aprox. 20 minutos sin abrir la puerta del horno durante la cocción.

9. Mientras tanto, prepara el pudín de vainilla (esta vez hice el pudín de chocolate pero quedan mejor con el de vainilla) y déjalo enfriar.

10. Una vez cocidas las cáscaras, sáquelas y déjelas enfriar, luego rellénelas con pudín y, si lo desea, con nata montada. Y encima se pueden decorar con chocolate derretido o azúcar en polvo.

Si no se consume el mismo día, se conserva en el frigorífico.

Buen apetito ;)