Otro

Cómo hacer que su desayuno sea saludable


Dice el refrán que el desayuno es la comida más importante del día. Pero, ¿por qué es tan importante y qué podemos comer por la mañana para asegurarnos de aprovechar al máximo esta comida esencial?

Haga clic aquí para ver las 8 ideas para desayunos saludables y deliciosos (presentación de diapositivas)

Laura Pumillo, RD MA CDN, sugiere un desayuno compuesto por 25 gramos de proteína y 30 a 45 gramos de carbohidratos, con un total de alrededor de 400 calorías, para una comida balanceada y saludable. Para tener una idea de cómo se ve, piense en 8 a 12 onzas de yogur griego sin grasa con arándanos, un puñado pequeño de almendras y 1 rebanada de pan tostado integral con mantequilla de maní. O bien, una envoltura de desayuno de trigo integral con huevos, frijoles y queso bajo o reducido en grasa.

Para los carbohidratos, Pumillo recomienda cereales integrales o tostadas, avena o crema de trigo baja en azúcar. Agregar frutas frescas o secas a los granos integrales o mezclar elementos como nueces picadas o almendras en rodajas es beneficioso para obtener nutrientes y proteínas adicionales.

Pero, ¿por qué es tan importante desayunar? Si bien no hay garantía de que las personas que desayunan perderán peso más rápido que las que no desayunan, se han realizado varios estudios que muestran que las personas que sí desayunan tienden a pesar menos y les resulta más fácil perder peso y no recuperarlo. Pumillo señala que los estudios también muestran que quienes desayunan tienen menos casos de diabetes y presión arterial alta.

Además, las personas que comen desayunos ricos en proteínas pueden controlar mejor su apetito durante el día y tienen mayor energía y mejor concentración. Los beneficios nutricionales de desayunar es una dieta rica en vitamina C, calcio, proteínas, zinc, hierro y fibra.

Así que la próxima vez que piense en saltarse el desayuno, piénselo de nuevo: es fácil lograr un desayuno saludable y equilibrado, y los beneficios para la salud definitivamente valen la pena.


31 recetas de desayuno rápido y saludable para mañanas ocupadas

Lo admitimos: hay algunas (bueno, muchas) mañanas en las que todo lo que podemos hacer es levantarnos de la cama y tomar un puñado de cereal o una barra de granola cuando salimos por la puerta.

Un desayuno gourmet no es un objetivo diario realista. Pero eso no significa que debamos conformarnos con un subidón de azúcar que nos dejará tristes y hambrientos media hora después. Le sorprendería saber cuántas ideas de desayunos saludables requieren muy poco esfuerzo cuando se ponen en práctica.

Estamos a punto de dejarlo boquiabierto con todo, desde magdalenas de desayuno fáciles de preparar con anticipación hasta muchas ideas deliciosas para el desayuno vegano y batidos saludables que puede preparar en solo minutos. ¿Receta de avena durante la noche? Oh sí. Tenemos un asesino de esos.

Amigos, tampoco hay necesidad de limitar estas recetas de desayuno saludables a las horas de la mañana. Expanda sus horizontes y pruebe estas 31 opciones saludables para satisfacer esos antojos de desayuno durante todo el día.

1. Tostada de tomate con ricotta de macadamia

Aquí tienes una versión vegana de un clásico sándwich de desayuno de verano. En lugar de mayonesa, se unta una mezcla rica y esponjosa de nueces, ajo, pasta de miso y levadura nutricional sobre un abundante pan integral. Luego se colocan en capas rodajas de tomates maduros; nos encanta mezclar reliquias rojas y amarillas.

Sazone este sándwich abierto con tiras de albahaca o shiso, sal kosher y pimienta negra recién molida.

2. Tostada de aguacate con huevo

A veces, lo simple es mejor. Cubra dos rebanadas de pan integral ligeramente tostadas con aguacate triturado y una pizca de sal y pimienta. Coloque dos huevos con el lado soleado hacia arriba para obtener una dosis saludable de proteína y obtendrá un desayuno completo.

3. Tostada de mantequilla de nueces, plátano y semillas de chía

Pruebe este toque de superalimento en el clásico PB y plátano, utilizando mantequilla de semillas de girasol (o su mantequilla de semillas o nueces favorita) y una pizca de semillas de chía crudas enteras, que están llenas de una increíble variedad de nutrientes.

4. Batido de bayas y yogur

Aquí tienes un batido sencillo y delicioso para las prisas de la mañana. Se necesitan menos de cinco minutos para mezclar fruta fresca o congelada (el plátano y las bayas funcionan bien) con yogur griego y un líquido de su elección (leche, jugo, agua de coco, lo que quiera).

Esta receta rinde dos porciones, así que congele una durante la noche y déjela descongelar durante el día para disfrutarla por la tarde.

5. Parfait de desayuno de bayas

Uno de los desayunos más fáciles, saludables y sabrosos que existe es un clásico parfait de frutas y yogur. ¿La mejor parte? Se puede hacer con los aderezos que desee. Elija frutas de temporada para obtener el mejor sabor. Pero en un apuro, (descongelado) congelado servirá.

6. Batido de mantequilla de maní y plátano

Los batidos son un refrigerio perfecto para llevar en cualquier momento del día. Mezcle plátanos congelados, mantequilla de maní, leche de soja, yogur griego, miel y algunos cubitos de hielo y jurará que está bebiendo un batido.

Si es un refrigerio matutino, guárdelo en un recipiente hermético y guárdelo en un bolsillo de su gimnasio o bolsa de trabajo. Para un impulso vespertino, prepáralo la noche anterior y congélalo. Retírelo por la mañana, y estará descongelado y listo para las 3 p.m. comienza la calma.

Consejo: agregue una cucharada de su proteína en polvo favorita de chocolate o vainilla para obtener una dosis adicional de proteína.

7. Parfait de yogur de calabaza y granola

Esta es perfecta para probar cuando llega el otoño. En su recipiente pequeño favorito (¡con una tapa confiable!), Coloque una capa de crema de anacardo rica en tarta de calabaza con yogur griego natural y un puñado de granola, y luego espolvoree con canela.

¿La mejor parte? La calabaza es un superalimento genuino rico en betacaroteno, que es esencial para la salud ocular.

8. Ensalada de frutas de quinua

Una ensalada de frutas de bayas y mango obtiene textura, cuerpo y proteínas adicionales con una cucharada de quinua. Mezcle todo el shebang hasta que la quinua se distribuya uniformemente. Luego rocíe con un aderezo agridulce de miel, lima y albahaca y mezcle para cubrir uniformemente.

Esta receta rinde de 4 a 6 porciones, por lo que puede preparar con anticipación y preparar una o dos porciones según lo necesite.

9. Avena con arándanos y almendras durante la noche

Este es el mejor desayuno de abejas ocupadas. Combine la avena, las semillas de chía, los arándanos, la vainilla, la leche de almendras y el jarabe de arce en un recipiente sellado y refrigere durante la noche. Por la mañana, cubra con almendras en rodajas y medio plátano en rodajas y estará listo para el desayuno. Si está de humor para algo caliente, caliéntelo en el microondas durante 1 a 2 minutos.

10. Avena salada con huevo

¿Avena salada? Que… ?! Sí, esta receta lleva la avena a un nivel completamente nuevo. La avena cortada en acero de cocción rápida (o avena arrollada normal) se cocina en el microondas, se mezcla con queso cheddar blanco, se espolvorea con pimiento rojo cortado en cubitos y cebolla y se cubre con un huevo demasiado fácil.

Bono: esta receta tiene consejos útiles para cocinar en el microondas sin ensuciar. (Lo admitimos: hemos causado estragos varias veces. Suspiro).

11. Tazas de quinua con jamón y queso

Aquí tienes una nueva forma de disfrutar la quinua: ¡Haz mini quiches de quinua para el desayuno! Estos mini muffins de dos bocados son ligeros y esponjosos. Y esta receta se puede adaptar para incluir tu favorito

verduras (la espinaca o el calabacín funcionan bien) y queso (ummmm, cheddar).

12. Gachas de quinua y chía

Cocinar quinua en leche (lácteos, soja o almendra) con especias saludables como canela, cardamomo y cúrcuma infunde sabor en este gran sustituto de un cereal caliente clásico para el desayuno. Además, tiene un alto contenido de proteínas.

Simplemente ponga todos los ingredientes en una olla y deje hervir. Luego cocine a fuego lento, revuelva y cubra con sus complementos de temporada favoritos.

13. Pudín de chía con mantequilla de maní y plátano

Prueba este giro de superalimento en la combinación clásica de PB y plátano. Sabe a desayuno de postre, si el postre fuera saludable. Todo lo que necesitas es amor, en forma de semillas de chía, un plátano, un poco de PB y la leche que elijas. Y tiempo: El pudín puede reposar en el frigorífico durante cuatro horas, pero durante la noche es mejor.

14. Avena con pan de calabacín

Convierte un clásico pan rápido de verano en avena con esta receta. Agregar calabacín rallado y semillas de chía a la avena hirviendo aumenta el valor nutricional y comienza el día con una porción de verduras. Agregue un puñado de nueces tostadas para un toque más crujiente.

15. Muffins de quinua y yogur de coco

En este punto, es obvio que creemos que la quinua hace algo mejor. Entonces, cuando se trata de muffins, es una obviedad (especialmente si agrega semillas de lino, avena, plátano y puré de manzana también). Pruebe estos pequeños bocados húmedos para el desayuno o una golosina después del almuerzo.

16. Galletas de desayuno de avena y plátano con mantequilla de maní

¿Galletas para el desayuno? Sí, por favor. Si bien es posible que las galletas Oreo o Chips Ahoy no sean un desayuno equilibrado, estas galletas suaves, espesas y masticables son una excelente opción. La receta requiere chips de algarroba, pero puede sustituirlos por chips de chocolate semidulce.

Además, puede elegir lo que le gusta mezclar para darle sabor: elija mantequilla de almendras y pasas en un lote y mantequilla de maní y chispas de chocolate en otro.

17. Copas de avena con plátano y calabacín

Con avena, calabacín rallado y sirope de arce, este desayuno vegano comenzará tu día con verduras y cereales. Prepare un lote de estas tazas de avena horneadas con anticipación, guárdelas en el refrigerador y tome una para el desayuno cuando salga por la puerta.

18. Cuadrados de avena crujiente de manzana

La avena es una excelente opción para un abundante refrigerio o desayuno, pero ¿cuál es la mejor manera de hacerla más conveniente y portátil? ¡Hornea en cuadrados! En esta receta, una cobertura crujiente cubre una capa de manzanas sobre una base de plátano y avena.

Consejo: las porciones individuales se pueden congelar y luego descongelar o calentar en el microondas.

19. Muffins de gloria de la mañana

Estos muffins a base de avena (pssst ... es una receta de Martha Stewart) están llenos de zanahorias y calabacines saludables y ligeramente endulzados con pasas y una pizca de azúcar. Use una lata de mini muffins para porciones más pequeñas y reduzca el azúcar morena o elija un sustituto más saludable).

20. Barras de granola saludables de 5 ingredientes

Estas barras de granola sabrosas y fáciles de hornear te recordarán la avena de la mañana, pero puedes comerlas donde quieras. Esta receta requiere miel, pero nos gusta reemplazarla con jarabe de arce para hacer que las barras sean veganas.

21. Muffins de calabacín, plátano y chispas de chocolate

Cualquier receta que incluya una porción de verduras en un delicioso producto horneado es un ganador en nuestro libro. Estos muffins están repletos de ingredientes mejores para usted: aceite de coco, calabacín, plátano y harina de trigo integral, además de chispas de chocolate para darle un toque extra de dulzura.

22. Muffins de huevo para el desayuno

Por último, un muffin sin todo ese azúcar. Estos son fáciles de preparar con anticipación y duran toda la semana, ideales para desayunos para llevar. Licue o bata los huevos con espinacas, tocino y queso, y luego vierta la mezcla en moldes para muffins. Hornee durante 15 a 20 minutos antes de servir.

Consejo: una vez que se hayan enfriado, guárdalos en el frigorífico. Se calentarán muy bien en el microondas de su oficina (lo siento, huele tan bien, compañeros de trabajo).

23. Quiche de microondas de espinacas y queso cheddar

¡Sí, es posible (y fácil) hacer un quiche en el microondas! Cubra media taza de espinacas con agua en una taza y cocine en el microondas durante un minuto. Escurre el agua y agrega un huevo, leche, queso y una rodaja de tocino desmenuzado. Mezcle bien y luego cocine en el microondas durante tres minutos más.

Transfiérelo a un recipiente para comerlo más tarde o disfrútelo de inmediato.

24. Cazuela de salchicha y huevo en olla de cocción lenta

Despierta con una casa que huele a salchicha y pon el desayuno en tu plato sin esfuerzo, todo gracias a la belleza y los beneficios de una olla de cocción lenta.

Coloque las verduras, las salchichas y el queso en la parte superior de la olla de cocción lenta con una mezcla de huevos y crema (estaría bien usando leche regular o no láctea para una opción más ligera) y estará a solo un sueño de una comida deliciosa y abundante . (Y sí, por supuesto que puedes omitir la salchicha).

25. Huevos horneados con queso y espinacas

Los huevos fritos son geniales, pero ¿qué tal hornear un huevo entero en un molde para muffins o en un molde con verduras y queso, usando mucho menos aceite? Un lote de estos bebés alimentará a toda la familia para el desayuno y hará que el lunes se sienta como viernes. (Sí, eres una estrella y ellos aprecian todo lo que haces).


30 recetas de desayuno saludables preparadas con anticipación

¡Ahorre tiempo y elimine el estrés de sus ocupadas mañanas con desayunos preparados con anticipación! Prepara la comida con una de estas ideas fáciles y saludables para que tus mañanas sean más suaves.

¡La forma # 1 en que puedo hacer las mañanas más fáciles es tener el desayuno listo con anticipación! Tomarse un tiempo para preparar el desayuno al comienzo de la semana o la noche anterior puede hacer que la mañana sea más tranquila.

¡Aquí hay 30 ideas saludables para desayunar con anticipación entre las que puede elegir! Encontrará barras de desayuno y muffins más saludables, budines de semillas de chía, avena durante la noche, huevos horneados y más. Todas estas ideas son saludables con ingredientes nutritivos, bajos en azúcar o endulzados naturalmente, y algunas son bajas en carbohidratos, cetogénicas o sin gluten.

Mis barras de desayuno de avena y mantequilla de maní más saludables con chispas de chocolate han sido súper populares en mi sitio el año pasado. A todos les encanta prepararlos para un desayuno para llevar para disfrutar durante toda la semana, ¡así que pensé en reunir más ideas para el desayuno de preparación de comidas para compartir!


25 ideas para el desayuno rápido, saludable (¡y delicioso!)

Las mañanas pueden ser un momento agitado. Entre poner toques de última hora en la tarea o las presentaciones y descubrir dónde se quitó los zapatos el día anterior, es posible que se pase por alto fácilmente tomarse el tiempo para tomar un desayuno saludable antes de salir corriendo por la puerta. Pero no tiene por qué ser así.

Un desayuno rápido y saludable puede tomar solo unos minutos, prepararse la noche anterior o incluso con unos días de anticipación. No hay necesidad de voltear tortillas o hornear granola fresca en nombre de comidas saludables todas las mañanas. En su lugar, cree un menú de desayuno saludable para su semana a partir de esta colección de ideas sencillas para el desayuno. Como puede ver, muchas ideas saludables para el desayuno pueden ser rápidas y bastante sabrosas.

Algunas de estas ideas de desayuno rápido son tan buenas que puede decidir repetirlas todos los días para eliminar la preocupación de elaborar un menú de desayuno completamente nuevo cada semana. Después de todo, lo que sea lo suficientemente fácil de hacer y comer antes de llegar a la oficina o dejar a los niños en la escuela es la opción correcta para una comida saludable por la mañana.


& quot; La menta y la sandía se complementan bien. Usé yogur de durazno y agregué un poco de hielo para espesarlo. ¡Fue un gran repaso después de mi carrera! & Quot

& copy 2021 Discovery o sus subsidiarias y afiliadas.

Comparte esta receta:

No hay resultados

¡Hola!

¿Buscas una de tus recetas favoritas? Notarás que Recipe Box ahora se llama AHORRA y tus recetas están organizadas en COLECCIONES.

Además, todas sus notas privadas ahora se pueden encontrar directamente en la página de recetas debajo de las instrucciones.


Desayunos saludables que puedes preparar en tu habitación de hotel

Sí, el desayuno "gratis" puede resultar atractivo en teoría, pero todos sabemos que la comida grasosa y procesada que se sirve en la mayoría de las cadenas de hoteles no es algo con lo que deba comenzar el día. Aquí le mostramos cómo cocinar una comida mejor, todo en su habitación de hotel.

No me malinterpretes: no estoy defendiendo que no debas darte un capricho mientras estás de vacaciones o en viajes de negocios. No hay nada más sorprendente que liberarte del zumbido diario de tu cocina y comer platos normalmente no estaría en casa.

Durante las vacaciones, en particular, puede ser muy fácil y cómodo gastar algo de dinero extra en comidas directamente en su alojamiento y propiedad, y hay muchos hoteles en los que yo diría que debería hacerlo.

¿Tiene problemas para cocinar de forma saludable? Te ayudaremos a prepararte.

Pero no se enfade conmigo cuando le digo que probablemente debería saltarse ese desayuno de hotel gratis, especialmente si se encuentra en una cadena de hoteles, moteles o posadas.

Quizás se esté preguntando: ¿qué tipo de vacacionista que ha viajado mucho optaría por no recibir cosas gratis? Es el turista que se respeta a sí mismo y entiende que debe comenzar su largo día de actividades con una comida sana, satisfactoria pero ligera, y no lo obtendrá en el buffet del hotel.

Algunos grupos de hoteles están poniendo énfasis en hacer todo lo posible para ofrecer opciones exclusivas y seductoras como tostadas francesas glaseadas con canela o un panecillo de jamón, huevo y espinacas de Santa Fe (sí, eso & # x2019s está disponible en los hoteles Hyatt).

Pero la mayoría de las veces, la promesa de un desayuno gratis en el hotel es la realidad de los artículos preparados con anticipación & # x201Csimplemente agregue agua & # x201D que realmente pueden hacerle daño antes de que haya salido por la puerta.

Cocinar durante las vacaciones puede que no sea lo primero en su lista de tareas pendientes, pero estoy aquí para convencerlo de que puede preparar un desayuno satisfactorio y saludable sin siquiera salir de su habitación. Y será mucho mejor que cualquier cosa que hayas recogido en el vestíbulo del hotel.


Ensaladas de desayuno honestamente deliciosas para un comienzo saludable del día

Con huevos, fruta, tocino y / o cereales integrales mezclados, la ensalada de desayuno tiene sentido.

A menudo se siente como si estuviera en minoría, ¡pero me encantan las ensaladas! Pago el recargo por las ensaladas en lugar de papas fritas o papas fritas cuando salgo a cenar. Cenamos ensaladas caseras con regularidad. Diablos, mi cena de cumpleaños este año fue una ensalada de bistec de un restaurante local. Las ensaladas son coloridas, sabrosas, están llenas de una variedad de texturas y (siempre que no exagere con mezclas poco saludables como crutones o tiras de tortilla frita) son ricas en nutrientes para empezar. Esa es la razón por la que estoy abrazando con entusiasmo las ensaladas de desayuno. Comer ensalada para el desayuno es una tendencia que acabo de ver que comienza a surgir, pero sé que si más de ustedes prueban las ensaladas de huevos para el desayuno y las ensaladas de frutas para el desayuno, también se engancharán. Todos los demás amantes de las ensaladas, intenten servir estas ensaladas de desayuno a los detractores para demostrar que las ensaladas merecen un lugar en el menú de desayuno.


Cómo cocinar huevos de forma fácil

Hay una variedad de métodos para cocinar huevos y lograr el mismo resultado para agregarlos a su sándwich de desayuno. Si prefiere un huevo cocido más duro, pinche la yema con un cuchillo afilado antes de cocinar para que se extienda a la clara.

Cómo cocinar huevos (escalfar) en el microondas: Esta es probablemente la ruta más rápida para desayunar para llevar. Simplemente rompa un huevo en un molde con 1/4 a 1/2 taza de agua dependiendo del tamaño del molde para que el huevo esté cubierto con agua. Empuje las claras alrededor de la yema de huevo 3 veces con un cuchillo afilado para que las claras se cocinen bien. Cocine a fuego alto durante 1 minuto en el microondas con 15 segundos adicionales si el huevo no está cocido a su gusto. Colar del agua.

Cómo cocinar huevos en la estufa: Rocíe una sartén antiadherente pequeña con aceite de canola en aerosol y caliéntela a fuego medio-alto. Rompe un huevo en la sartén y baja el fuego a medio. Pincha las claras con un cuchillo afilado 3 veces alrededor de la parte exterior de la yema para romper las claras y fijarlas mientras se cocinan. Si quieres un huevo duro cocido, perfora suavemente la yema con un cuchillo afilado. Cocine hasta el punto deseado para obtener huevos con el lado soleado hacia arriba, o voltee con una espátula o un movimiento de muñeca para obtener huevos fáciles. Repite con los huevos restantes.

Cómo cocinar huevos en el horno: Precalienta el horno a 375 ° F. Rocíe un molde para muffins antiadherente de 6 latas con aceite de canola en aerosol y luego rompa los huevos en las latas. Pincha las claras con un cuchillo afilado 3 veces alrededor de la parte exterior de la yema para romper las claras y fijarlas mientras se cocinan. Si quieres un huevo duro cocido, perfora suavemente la yema con un cuchillo afilado. Cubra con 2 cucharadas de agua y hornee durante 8-10 minutos o hasta que esté listo.


Por que un desayuno bajo en carbohidratos es el camino a seguir

Cuando piensa en el desayuno, probablemente piense en alimentos de desayuno “típicos” como cereales, bagels, muffins, tostadas, avena y jugo de naranja. Pero estos alimentos para el desayuno cargados de azúcar y carbohidratos carecen de nutrientes clave, como proteínas y grasas saludables.

El azúcar y los carbohidratos pueden darle temporalmente un impulso de energía, porque rápidamente aumentan su nivel de azúcar en la sangre, pero también hacen que su nivel de azúcar en la sangre baje rápidamente. A medida que su cuerpo monta esta montaña rusa de azúcar en la sangre, es más probable que tenga antojos de azúcar y carbohidratos más tarde en el día.

Cada vez que su nivel de azúcar en sangre desciende, los antojos de azúcar y / o carbohidratos se volverán más fuertes a medida que su cuerpo busca un golpe de energía rápido.

Los estudios encuentran que mantener su mayor ingesta de carbohidratos en la cena puede reducir los niveles de hambre, disminuir la inflamación y apoyar la pérdida de peso, por lo que los desayunos bajos en carbohidratos son excelentes si está tratando de perder o mantener el peso.

También son buenos si normalmente te despiertas todavía sintiéndote cansado y aturdido, porque es probable que tu cortisol esté bajo por la mañana cuando debería estar en su punto máximo. Un desayuno bajo en carbohidratos aumenta los niveles de cortisol, lo que puede ayudarlo a sentirse con más energía por la mañana.


7 panqueques y productos horneados saludables para su próxima preparación de comidas para el desayuno

Los panqueques, muffins, galletas y otros productos horneados no tienen la mejor reputación cuando se trata de una alimentación saludable. ¡Pero eso no significa que no puedas disfrutarlos! Aquí hay algunas recetas deliciosas que se adaptan a su estilo de vida de alimentación saludable. Si eres fanático de Bisquick, estas 32 recetas fáciles de Bisquick pueden ser perfectas para ti.

34. Panqueques esponjosos de harina de coco con jarabe de arce de arándanos silvestres

Estos deliciosos panqueques son ideales para quienes siguen una dieta Paleo. ¡Me sorprende lo buena que es la harina de coco como sustituto de la harina tradicional!

Para preparar estos alimentos, puede preparar los panqueques y la salsa por separado y ensamblar cada mañana.

35. Panqueques de huevo y plátano de 5 ingredientes

Los panqueques tienden a estar cargados de azúcar agregada, pero ese no es el caso con estos panqueques de huevo y plátano. También es libre de gluten. ¡Puedes hacer un gran lote el domingo y calentarlos durante toda la semana!

36. Barras de granola caseras saludables

¿A quién no le encanta una buena barra de granola? Una barra de granola casera es perfecta para el desayuno o la merienda. Las opciones son infinitas al crear su mezcla ideal llena de nueces o mantequilla de nueces para proteínas y avena para carbohidratos. ¡Echa un vistazo a estas recetas para inspirarte!

37. Receta de panqueques saludables de alimentación limpia

Esta receta no se ajusta a ninguna "dieta" específica, pero es ideal para quienes intentan comer más limpio en general. Evita cualquier ingrediente altamente procesado como el azúcar o la harina para todo uso. Como resultado, ¡tampoco contiene gluten! No congelaría estos panqueques, pero aún así son excelentes para preparar comidas para el desayuno de una semana.

38. Muffins de desayuno sin azúcar agregada (Paleo)

Si está buscando una versión más saludable de un panecillo, le sugiero que pruebe estos. También resultan ser paleo-amigables. Estos son más ricos en nutrientes que los panecillos tradicionales y tienen todos los azúcares naturales (como dátiles y miel). Como todos los muffins, estos son excelentes alimentos para llevar para las mañanas ocupadas.

39. Galletas de desayuno de avena y bayas de un tazón

Las galletas de avena también son una buena opción para esas mañanas muy ocupadas. No diría que este es un desayuno independiente, pero puede combinarlo con una fruta o un batido según sus objetivos de calorías. Estas galletas no contienen gluten y la receta también incluye una opción vegana al sustituir los huevos por aceite de coco.

40. Muffins veganos de canela para el desayuno

Los huevos son a menudo las cosas más difíciles de excluir al hornear, ya que es lo que une todo. Esta receta utiliza agua y semillas de lino molidas como sustituto y funciona bien. ¡Estos muffins de canela están cubiertos con migas de avena y son un delicioso desayuno / merienda para el otoño!